Ayuda domiciliaria para el cuidado de personas mayores

VITA CUIDADORES DOMICILIO AYUDAAyuda domiciliaria por horas o permanente para quienes prestan apoyo informal a ancianos

Por lo general, la ayuda no comienza, sino que se adapta en función de las circunstancias y, es que las estadísticas son concluyentes. Los cuidadoressólo prestan ayuda a personas mayorescuando existe una relación estrecha entre ellas y, ésta es de gran afecto, pero sobre todo, cuando se viene conviviendo con ellas.

Prestan ayuda informal o atienden como empleados de hogar a las personas mayores de 65 años.

Es el cónyuge, por tanto, quien continua realizando las tareas domésticaso de atención en el hogar, como ya venía realizando desde siempre, pero con la salvedad que ahora, ya no puede contar con la ayuda de la persona dependiente, es decir, su mujer o marido. Tareas cotidianas como, limpiar la vivienda, fregar la vajilla, lavado y planchado de la ropa, hacer las camas, realizar las compras domésticas y otras labores propias de la vida cotidiana.

El carácter permanente de la ayuda también es la característica básica de la ayuda informal

El momento de la adaptación llega cuando la ayuda incluye tareas de atención personal: levantarle, asearle, vestirle, etc.…, tareas consistentes en ayudas a la persona mayor, o cuanto menos de estimulación para que realice todo aquello que pueda hacer por sí mismo y donde la intensidad de la asistencia empieza a ser mayor. Nos referimos a una simple gestión bancaria o acompañarla al médico, hasta ocuparse de su aseo personal o darle de comer; atenciones que exigen un aumento considerable de la presencia del cuidador.

Existe una tendencia de retroceso del sistema de “rotación” de los mayores entre los hogares de sus familiares.

La iniciativa de la prestación de la ayuda domiciliariaprocede, en la mayor parte de los casos, del propio cuidador y, en segundo término, se trata de una decisión familiar. En este aspecto hay grandes diferencias según el grado de parentesco que le una a la persona mayor, pues para los cuidadores que son familia política de las personas mayores parece que la presión del entorno familiar es mayor.

Hay que tener en cuenta que en el 40% de los casos existía una relación de convivencia anterior a la prestación de ayuda, de lo que se deduce que, en general, no se ha producido por la circunstancia de entrar en una situación de dependencia un cambio de domicilio, ni de la persona mayor ni de la persona que presta la ayuda.

La intensidad de la ayuda es alta: se realiza a diario y se dedican alrededor de 11 horas de media diarias, lo que abarca todo el día.

Cuando las tareas se convierten en cuidados especiales: transferencias (de la cama a la silla, de la silla al WC), ayuda y apoyo a la movilización en casa a fin de prevenir la formación de escaras etc…, y la intensidad del trabajo se hace insostenible para una sola persona, es entonces cuando ha llegado el momento para solicitar un servicio de ayuda domiciliaria bien por horas, para el apoyo del cuidador principal en los momento más críticos o de manera permanente.

Empresa especializada en prestar servicios de ayuda domiciliaria

Si está interesado en contratar un servicio de ayuda domiciliaria solicítenos información sin compromiso.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Saber más

Acepto

GV BienestarSEPE