Conciliación: Cuando algo es más valioso que el salario

CONCILIACIONDe las conclusiones del Informe conjunto sobre riesgos psicosociales en el trabajo, elaborado por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) y la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound) se desprende que el 25% de los trabajadores afirma que sufre estrés, durante todo o casi todo su tiempo laboral, y un porcentaje semejante declara que su trabajo tiene un efecto negativo en su salud.
Esto, en muchas ocasiones es por la incompatibilidad de poder compaginar la vida profesional con la personal.

 

La conciliación potencia la productividad de los empleados, ayuda a aprovechar mejor el tiempo de trabajo, minimiza el absentismo laboral y es un estimulante para la felicidad de los trabajadores. Es uno de los desafíos más importantes de la sociedad española. Los cambios sociodemográficos, económicos y culturales que caracterizan a las sociedades desarrolladas, así como la gradual incorporación y estabilidad de las mujeres en el trabajo así como la mayor participación de los hombres en el ámbito doméstico y de los cuidados familiares, posiciona en un primer plano a la misma. Sin embargo, esta toma de conciencia no ha llegado todavía a muchas empresas. La conciliación es mucho más que ello en si mismo, es una responsabilidad no únicamente con la plantilla de su empresa sino con la Sociedad. Sin embargo cuesta creer que si todo son ventajas, ¿Por qué  hay empresas a la cola  que no toman conciencia de la verdadera importancia de la misma?

Del informe que mencionábamos anteriormente se desprende que los riesgos psicosociales son un motivo de preocupación para la mayoría de las empresas: casi el 80% de los directivos expresan preocupación por el estrés ligado al trabajo y casi uno de cada cinco estima que la violencia y el acoso son problemas importantes. Cada día las organizaciones exigen más a un trabajador multitarea, por lo que si exigimos un trabajador 360º, ¿Por qué no le vamos a ofrecer lo mismo? La conciliación es un indispensable, cierto. Pero hay que ir más algo más lejos.

Los progresos de la Sociedad hacen que las demandas aumenten, las necesidades personales se trasformen y entren en juego otros factores importantes que necesitan ser cubiertos. La Conciliación tiene que compartir mesa con la igualdad, discapacidad, diversidad y prevención de la violencia de género. Trabajar en estas áreas es lo que cualquier empresa, independientemente del sector en el que opere, necesita para ser pionera, liderar el mercado y ser altamente competitiva. ¿Acaso una empresa pretende ser líder, indistintamente del mercado en el que actúe, sin gestionar la diversidad en su empresa, sin integrar personas con discapacidad y tomar conciencia de la importancia y riqueza que suponen en cualquier organización las mismas o sin fomentar la igualdad? Si todas estas áreas han cobrado cada vez más fuerza, no podemos quedarnos atrás.

Está claro que la meta de cualquiera empresa es lucrativa, pero ese objetivo tiene que compartir escenario con objetivos sociales. ¿Estamos dispuestos a decir que la familia, los hijos, la salud y todo lo que consideramos valioso se subordina al dinero como tal y, por lo tanto, puede llegar a sacrificarse por ellas? ¿Hay alguien dispuesto a hipotecar su felicidad por ganar dinero? Desde luego que no. Por tanto, si la empresa puede ganar dinero y apostar por la felicidad de sus empleados, ¿No es la formula perfecta? Así es.

La realización plena de los que trabajan en una empresa y, a su vez, de todos los que se relacionan con ella, la Sociedad es lo que ha de perseguir una empresa y eso sólo será posible si tenemos un compromiso 360º, que abarque todas las esferas y necesidades del día a día de cualquier trabajador, y esto, en efecto, es más valioso que el salario.

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Saber más

Acepto

GV BienestarSEPE